Conoce el NPS y cómo funciona
Descarga nuestro eBook aquí
Conoce el NPS y cómo funciona
Descarga nuestro eBook aquí
Satisfacción del cliente

Las marcas humanizadas crean mayor satisfacción en sus clientes

Al final, se trata de crear relaciones, no solo de vender.

No te pierdas de nada

Suscríbete al Newsletter y te haremos llegar de manera mensual
nuestro mejor contenido acerca de Experiencia del Cliente (CX).

Gracias por suscribirte. Pronto recibirás una notificación con nuestros artículos más recientes.
No se pudo completar la suscripción. Por favor intenta nuevamente.

Es tiempo de ofrecer experiencias y valores, de proyectarnos como marcas que no solamente quieren vender y que cuidan los números, sino que se preocupan por las personas, al grado de buscar a toda costa tener clientes felices, satisfechos y que valoren a las marcas por las experiencias que les permiten tener y no solo por los productos o servicios que pudieron comprar.

Y es que suena mucho por ahí el “debemos humanizar a la marca”, pero no es tan fácil entender cómo hacerlo.

En estricto sentido, humanizar es un verbo transitivo que se refiere a “conferir carácter más humano (en sentido moral), hacerlo más amable o justo, menos riguroso...”. Entonces, el objetivo es crear marcas flexibles, capaces de adaptarse a lo que sus clientes quieren y necesitan de ellas, capaces de pensar primero en cumplir con las expectativas del cliente y después en saber si pueden venderle algo o no.

Si pensamos que entonces una marca debe tomar una cierta faceta de humano, revisemos algunas características de los humanos que podemos transpolar a una marca:

Ser auténtico

Cuando una persona es auténtica impacta de inmediato. No busca caerle bien a todo mundo, solamente busca ser auténtica y por ende se rodeará de personas que vayan con su ideología. Conviértete en una marca auténtica, comunica tus valores y proyecta lo que dices ser, tus seguidores llegarán solos.

Permite que te conozcan

Todas las personas que están rodeadas de amigos, que tienen relaciones fuertes y duraderas, las afianzan cuando permitan que les conozcan, cuando cuentan su historia; es ahí cuando empiezan a crecer estas relaciones. Permite que tus clientes conozcan a tu marca, su historia y por qué no, algunos tropiezos o metidas de pata, seguramente más de uno se identificará con tu marca y buscará generar una relación con ella.

Involúcrate e interactúa

Los humanos se involucran con otros, se relacionan e interactúan, esto es la base de la convivencia y de las relaciones. Lo mismo debes hacer con tu marca: involúcrate con tus clientes, platica con ellos, responde sus mensajes, correos, inbox y demandas, de esta manera ellos sabrán que los tienes presentes.

Personaliza tus relaciones

¿A quién no le gusta que le llamen por su nombre o que recuerden su café favorito? Si esto te suena familiar, Starbucks es el gran ejemplo para mostrar cómo una marca que personaliza sus relaciones con sus clientes. Al final a todos nos gusta sentirnos importantes; haz lo tuyo entre tus clientes y tu marca.

Supongo que esto deja un poco más claro el cómo iniciar con la humanización de tu marca, al final se trata de relaciones, no solo de ventas.

Artículo sugerido título

Artículo sugerido cuerpo

Leer artículo

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe mensualmente nuestros artículos sobre Gestión de la Experiencia del Cliente.

Gracias por suscribirte. Pronto recibirás una notificación con nuestros artículos más recientes.
No se pudo completar la suscripción. Por favor intenta nuevamente.

Déjanos tus datos o escríbenos en nuestro chat para diseñar un programa a la medida de tus necesidades.

Tomaste la mejor decisión, a la brevedad uno de nuestros agentes se pondrá en contacto.
Ocurrió un problema al enviar tus datos, por favor intenta nuevamente.