Experiencia del Cliente

Utiliza las malas experiencias (inevitables) para mejorar tu empresa

Hay quienes dicen que las sombras existen por una razón y es que, en algún lugar, hay una luz que la genera. Por ello, la idea es entonces encontrar el ángulo adecuado.

Paula Moréz
Líder de Proyecto

Hay quienes dicen que las sombras existen por una razón y es que, en algún lugar, hay una luz que la genera. Por ello, la idea es entonces encontrar el ángulo adecuado.

Lo mismo sucede con las malas experiencias con las empresas. Debido a ello, aprendamos a utilizar lo negativo para mejorar.


Lo inevitable

Las malas experiencias para una empresa, para un cliente, para un trabajador, son inevitables. Es decir, por más que se optimicen los procesos, se eleven los resultados y se mejore continuamente, conseguir el 100% de experiencias positivas es imposible.

Dicho de otro modo, dentro de lo bueno siempre habrá un porcentaje, aunque sea pequeño, que será negativo.


No todo es malo

Una vez entendido lo anterior, hay que comprender que incluso dentro de las malas experiencias podemos obtener algo positivo. Por ejemplo, quizá hubo un cliente insatisfecho que expuso en redes sociales su mala experiencia con una marca.

Si bien lo que piensa y siente no podemos cambiarlo, sí podemos analizar otros puntos, como de dónde provino el cliente, lo que podría significar que hay otros nichos de mercado que aún no hemos explorado.

Entonces, algo hicimos bien para traer a un cliente que usualmente apuesta por otra compañía y aunque seguramente él ya no volverá a nosotros, sí podemos trabajar para que esto no se repita.

¡Es la hora de implementar tu Net Promote Score - NPS®!

Contáctanos y un
especialista te atenderá a la brevedad.

Artículos sugeridos

No items found.
No items found.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe mensualmente
nuestros artículos sobre gestión de la Experiencia del Cliente.