Esenciales

Efectos negativos de la rotación de personal y cómo evitarlos

La rotación de personal, especialmente en niveles altos, provoca muchos efectos negativos dentro de una organización.

Javier Vázquez Coria
Director General Inbox Market Research

La rotación de personal, especialmente en niveles altos, provoca muchos efectos negativos dentro de una organización, aunque algunas de las consecuencias son más visibles que otras.

Si te encuentras con este tipo de problemas, debes enfocar tus esfuerzos en evitar que suceda, o si aún no ocurre esto en tu negocio, es una actividad que debes tener medida para prevenirla.

Aquí detallamos el porqué es mucho mejor mantener a tus trabajadores fieles a tu empresa a verte obligado a buscar nuevas personas para rellenar los huecos.

Productividad a la baja

Como empresario, siempre se debe apuntar a los más altos niveles de productividad. Desafortunadamente, la frecuente rotación de personal es uno de los enemigos de los números positivos, pues propicia una tendencia a la baja.

Existen muchas razones por las cuales esto ocurre. En primer lugar, el tiempo que toma reclutar a un candidato ideal para el puesto podría ser de unos cuantos días o prolongarse durante meses, según la dificultad para dar con el perfil y las habilidades del equipo de selección.

Después, una vez que llega el nuevo trabajador, como en todos los casos, deberá pasar por una curva de aprendizaje sobre sus deberes y tareas, por lo que correrán muchos meses antes de que comience a rendir como se espera.

Según Universia, plataforma de servicios no financieros, un trabajador necesita seis meses antes de llegar al pico de productividad que la empresa busca.


Clientes insatisfechos

Un efecto negativo que está relacionado a la rotación en la plantilla, es el de los clientes insatisfechos. Esto se debe al proceso que la compañía atraviesa para encomendar los avances realizados por el extrabajador a la nueva contratación.

Muchas veces, las compañías descuidan el seguimiento al progreso o la documentación de lo que los antiguos colaboradores hacían. Por lo que, al llegar el novato, deben retomar todo sin conocer a ciencia cierta qué tal marchaba el proyecto.

Esto puede provocar demoras o incluso que busquemos nuevamente al cliente para afinar puntos clave, y todo porque no hubo un seguimiento claro de lo que ya se había avanzado.

Además, esto podría hacer más complicada la adaptación de la persona que se incorporó recientemente a la empresa.

¡Es la hora de implementar tu Net Promote Score - NPS®!

Contáctanos y un
especialista te atenderá a la brevedad.

Artículos sugeridos

No items found.
No items found.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe mensualmente
nuestros artículos sobre gestión de la Experiencia del Cliente.